Hombre se corta su propio pene

Alan Hall, de 48 años, fue encontrado colapsado en el césped delantero de la casa de su hermano en Fairfield el 5 de diciembre, 8 horas después de que su pene había sido cortado en la base. Los paramédicos se apresuraron a trasladar a Hall al Centro Médico North Bay, donde los cirujanos no tuvieron éxito en sus intentos de volver a unir su órgano cortado.
Hall culpó de la mutilación a una mujer llamada Brenda, a quien conoció en una gasolinera local la noche anterior. Llevó a Brenda a su remolque, estacionó en la entrada de la casa de su hermano en Fairfield y tuvo relaciones sexuales. Alrededor de las 3 de la madrugada, la mujer mencionó la venganza y le cortó el pene con un cuchillo de aficionado afilado como una navaja de afeitar, luego huyó del remolque a pie. Los detalles del ataque eran superficiales, y la policía no estaba segura de por qué Hall no podía defenderse. El teniente de la policía de Fairfield, William Gresham, dijo que Hall puede haber consumido drogas.

Siguió una acalorada cacería de Brenda. Se la describió como una mujer blanca de 42 años de edad, de 1’70 metros y 61 kg, vestida con una blusa blanca, chaqueta azul marino y pantalones azules, y posiblemente conduciendo una camioneta Ford F350 marrón.

Mientras tanto, después de ser dado de alta del hospital el lunes, Hall se fue en una camioneta enganchada a su remolque y desapareció. Los detectives estaban ansiosos por entrevistarlo de nuevo, pero no pudieron localizarlo debido a su estilo de vida transitorio.

Empezaron a surgir detalles más intrigantes.

Hall fue arrestado durante la década de 1970 por posesión de drogas y conducción bajo los efectos del alcohol. En 1982 fue arrestado por sacar a su hija fuera del estado. Las pruebas psicológicas sugirieron que sufrió un trauma mental permanente mientras servía en la Marina de los EE.UU. en Vietnam, causando desmayos y alcoholismo. Su ex-esposa lo describió como una persona que disfrutaba haciendo viajes en su casa rodante.

En 1983 Hall fue condenado por homicidio voluntario de una mujer de 23 años de edad de Suisun City, encontrada estrangulada en un auto estacionado en un restaurante local de Denny’s el 17 de febrero. Hall confesó el asesinato, diciendo que ella se burló de su incapacidad para lograr una erección cuando él trató de tener sexo con ella. Su declaración fue declarada inadmisible debido a técnicas inadecuadas de interrogatorio policial, y los fiscales acordaron dejar que Hall se declarara culpable de homicidio voluntario. Cumplió la mitad de una condena de seis años de prisión.

La policía especuló que la mujer que le cortó el pene pudo haber estado llevando a cabo una venganza de 14 años por el asesinato de su amiga. Pero la verdad era aún más extraña.

Cuando Hall fue finalmente localizado y entrevistado el jueves, admitió que se cortó su propio pene. Un analizador de estrés de voz indicó que estaba diciendo la verdad. «En este momento, no hay evidencia de que haya ocurrido un crimen», dijo el teniente de la policía William Gresham en un comunicado de prensa. «El caso está siendo reclasificado como un reporte de persona herida.» Hall puede enfrentar cargos de delito menor por presentar un informe policial falso.

Irónicamente, Alan Hall trabaja como instalador de tuberías, según los registros de la corte.

Comenta qué te ha parecido esta historia