La erección fatal

La erección fatal

La erección fatal
5 (3 votos)

Los médicos advierten sobre un nuevo método peligroso de abuso de cocaína: inyectarse la droga directamente en el tracto urinario. Médicos del  Hospital Cornell de New York reportaron el caso de un hombre de 34 años que sufrió un sangrado severo bajo la piel después de bombear de cocaína a su uretra. Esto llevó a complicaciones que destruyeron su pene, nueve dedos y partes de sus piernas. «Llenan un gotero o una jeringa con una solución de cocaína y se la inyectan en el pene», dijo el Dr. Samuel Perry, profesor de psiquiatría clínica.

El hombre se había inyectado cocaína antes de la relación sexual en un esfuerzo por mejorar el rendimiento sexual. Fue ingresado en el hospital porque su pene había permanecido erecto durante tres días, lo que provocó una dolorosa incapacidad para orinar. El término médico para una erección prolongada es «priapismo». En su tercer día en el hospital, la erección del hombre disminuyó repentinamente. Durante las siguientes 12 horas, la sangre se filtró a los tejidos de sus pies, manos, genitales, espalda y pecho. La coagulación sanguínea causó la muerte de tejidos sobre grandes áreas del cuerpo del paciente y fue transferido a la unidad de quemaduras del Hospital.

Los médicos se vieron obligados a amputar las piernas del hombre por encima de la rodilla y todos menos uno de sus dedos para detener la propagación de la gangrena. El pene del paciente se cayó solo. El hombre se recuperó en un centro de rehabilitación.

Los hombres que se inyectan cocaína en el pene dicen que les da un subidón sexual. Los expertos en tratamiento del uso indebido de drogas han informado anteriormente del consumo externo de cocaína como estimulante sexual. Tanto hombres como mujeres frotan polvo de cocaína sobre la superficie de los órganos genitales en un esfuerzo por detener la eyaculación precoz o mejorar las sensaciones sexuales.

«Reportamos este caso para alertar a los médicos sobre este nuevo método de abuso de cocaína y para describir sus raras y no reportadas complicaciones», concluyeron los médicos.

Este caso de 1993 nos demuestra cómo,  antes de existir la viagra, algunos utilizaban cocaína para mantener la erección, llegando a quedarse sin miembro como en este caso.

Comenta qué te ha parecido esta historia