Sexo en las alturas ✈️ Practicando sexo volando un avión

(23 de diciembre de 1991, Florida)

Comenzamos aclarando que, en este relato de un accidente aéreo ganador de un Premio Darwin, se cita directamente del informe de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (National Transportation Safety Board). Después verás que se han añadido comentarios entre paréntesis para mayor claridad. Es un accidente de sexo en las alturas, y aunque muchas parejas son cazadas mientras practican sexo en edificios altos, esta pareja de pilotos tuvo una experiencia sexual todavía más alto: ¡VOLANDO UN AVIÓN!

Los datos que se proporcionan se muestran a continuación:

  • Avión: Modelo TUBO PA-34-200T
  • Número de Registro: N47506
  • Lesiones totales: 2, fatales.Teniendo sexo en las alturas pilotando un avión

El piloto privado y un piloto clasificado como pasajero (los dos eran pilotos) iban a practicar vuelo simulado. Los testigos observaron que el ala derecha del avión fracasó en una inmersión y se estrelló. El examen de los escombros y los cuerpos reveló que ambos ocupantes estaban parcialmente vestidos y que el asiento delantero derecho estaba en posición reclinada a popa. [Lo que significa: Los pilotos habían convertido el asiento del copiloto en una cama y se quitaron la ropa]. Ninguno de los cuerpos mostró evidencia de que se usaran cinturones de seguridad o arneses para los hombros. [Estaban acostados en la cama, ataduras en juegos sexuales pude ser, pero no cinturones de seguridad, ¡claro!]. El examen de la ropa de los individuos no reveló evidencia de rasgaduras o angustia en las cremalleras y cinturones. [Su falta de ropa parecía ser voluntaria, totalmente…]

El final no feliz tras tener sexo en un avión

La Junta Nacional de Seguridad en el Transporte determina la(s) causa(s) probable(s) de este accidente de la siguiente manera:

La decisión incorrecta del piloto al mando de desviar su atención hacia otras actividades no relacionadas con la realización del vuelo contribuyó al accidente el rebasamiento de los límites de diseño del avión, lo que provocó un fallo del ala. [Lo que viene siendo que el piloto y el copiloto estaban teniendo sexo, y nadie pilotaba el avión].  La falta de un piloto provocó que el avión volara erráticamente, sobrecargando el ala y provocando un accidente.

Y este es el motivo por el que practicar sexo en las alturas no es una buena idea. Al menos, mientras seas tú quien se encarga de pilotar el avión…

Comenta qué te ha parecido esta historia