San karmalentín

Merecido Premio Darwin otorgado el día de San Valentín

«Aquel que no puede congelar sus pensamientos no debe entrar en el fragor de la disputa.» Friedrich Nietzsche

(14 de febrero de 2018, Berlín) Una joven de 19 años y su futuro ex marido caminaban a lo largo del hermoso río Havel, discutiendo. Él, frustrado e incapaz de ganar la discusión mediante el diálogo, empujó repentinamente a la mujer al río helado. Pero la empujó saltando él detrás de ella con la intención de empujarla en la dirección correcta…




Sin embargo, cuando la estupidez parecía que no podía ser mayor que la de empujar a tu pareja al río… Hay decisiones estúpidas en esta página, pero esta estupidez nos motiva a celebrar el día de San Valentín rememorando a este estúpido.

Merecido Premio Darwin otorgado el día de San Valentín

Pero ella sabía nadar… Y él no…
¡No sabía nadar! 🏊  Hay locuras que se pueden hacer por amor, pero esta historia ¡es de locos! ¿Cómo se le ocurrió a este tonto empujar a su pareja al río? ¿Si no sabe nadar, por qué se tira? La selección natural haciendo su función en pleno 2018.
Este historia nos recuerda a otra muerte estúpida titulada Lanzamiento de esposa en Buenos Aires

Ella nadó a salvo a tierra y se recuperó rápidamente de la hipotermia. Él se hundió y perdió el conocimiento en las aguas a 2ºC, olvidando para siempre la disputa. Fue sacado por la policía del agua y transportado a la Clínica Charité Virchow en Berlín. El agresor cayó en coma cerebral y se dictó una orden de detención contra él por «tentativa de homicidio por motivos menores» (en alemán, «Versuchten Heimtückemordes aus niederen Beweggründen»).



El crimen se cometió el 19 de diciembre y el perpetrador murió el 14 de febrero, una fecha irónica, de un daño cerebral irreversible.

Por lo general, no se otorga el Premio Darwin cuando un transeúnte inocente resulta lesionado. En este caso hacemos una rara excepción, porque la mujer se recuperó completamente. Además, seguro que está mejor sin este estúpido.



Tu opinión es importante

¿Y tú qué opinas? Déjanos un comentario sobre esta estupidez 🙂

También puedes valorar esta historia seleccionando cuántas estrellas le das sobre 5 puntos máximo.